Lesiones del Esquiador por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva

LESIONES EN EL SKI

Vamos a comentar los aspectos más importantes que debemos conocer al adentrarnos en la práctica de este deporte.

La rodilla es, esencialmente, una articulación en bisagra modificada formada por el extremo distal del fémur y proximal de la tibia. Estos dos huesos están unidos por la cápsula articular, las estructuras extra-articulares y cuatro ligamentos principales:

  • Ligamento colateral medial (LCM), que se extiende a lo largo de la parte interior de la rodilla y evita que ésta se doble hacia adentro.
  • Ligamento colateral lateral (LCL), que se extiende a lo largo de la parte exterior de la rodilla y evita que ésta se doble hacia afuera.
  • Ligamento cruzado anterior (LCA), que está en la parte media de la rodilla y evita que la tibia se deslice hacia anterior, respecto al fémur y brinda estabilidad rotacional a la rodilla.
  • Ligamento cruzado posterior (LCP), que trabaja junto con el LCA y evita que la tibia se desplace hacia atrás, respecto al fémur.

LESIONES EN EL SKI. MATERIAL DEL ESQUIADOR

La técnica y el material de esquí han ido evolucionando de forma paralela. El principal cambio ha sido en las fijaciones, que dan una sujeción firme entre la bota y el esquí, mediante dos puntos de fijación, delantero y trasero, lo que ha supuesto una mejora en el control sobre el esquí pero también un aumento muy marcado de las lesiones de las piernas ya que, si fallan las fijaciones, las tablas de esquí actúan como una palanca que, en las caídas y accidentes, dobla o tuerce la pierna y genera muchas más lesiones que las antiguas fijaciones.

Desde el punto de vista de la seguridad del esquiador no hay duda de que el elemento más importante son las fijaciones y que muchas lesiones de la rodilla se producen cuando estas fallan.

Lesiones del Esquiador por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva

FACTORES DE RIESGO EN LAS LESIONES EN EL SKI

Existen una serie de factores concernientes al esquiador que pueden influir en la aparición de una lesión:

  • El sexo. Según las investigaciones, las mujeres muestran una tasa superior a los hombres de algunas lesiones, como es el caso de la lesión del ligamento cruzado anterior.
  • La destreza del esquiador. En general, el esquiador inexperto posee un riesgo más elevado de sufrir lesiones que uno experto, sin embargo los estudios realizados demuestran que los inexpertos muestran una tasa mayor de esquinces de poca importancia (primer grado), mientras que los esquiadores con experiencia son el grupo que con mayor frecuencia sufre roturas completas del ligamento cruzado anterior.
  • La edad. Existe una estrecha relación entre la edad y el riesgo de lesionarse. Los jóvenes esquiadores cuentan con la fuerza y la destreza suficiente para esquiar con rapidez en pistas de cierta dificultad, pero también muestran, a veces, imprudencia y falta de precaución.
  • La forma física. Las principales causas de las lesiones en el esquí se deben a una falta de preparación física o a una falta de calentamiento previo. El cansancio es una de las variables más difíciles de valorar en lo que respecta a las tasas de lesiones en el esquí. Según los estudios, las lesiones aumentan por la tarde, probablemente por el cansancio acumulado. El esquiador inexperto en su último descenso suele ser incapaz de usar la fuerza de los muslos para mantener el equilibrio, por lo que relaja el cuadriceps aumentando la extensión de las rodillas y la flexión de las caderas, mecanismo típico de lesión para el ligamento cruzado anterior.
  • La calidad de la nieve. Es un factor importante. La nieve en polvo es la más adecuada para practicar el esquí como aficionado. La nieve dura hace más difícil mantener el equilibrio, con lo que aumenta el riesgo de caídas y de sufrir contusiones. La nieve primavera se caracteriza por tener una capa inferior muy dura sobre la que se posa otra superior de escasa consistencia; en ella, durante el giro, el esquí puede hundirse en la nieve provocando lesiones en la tibia y en la rodilla.
Lesiones del Esquiador por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva
Lesiones del Esquiador por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva

MECANISMOS DE LESIÓN EN EL SKI

Hay diversos mecanismos por los que se puede producir una lesión en los ligamentos de la rodilla. El más frecuente es la rotación hacia adentro debido a un giro inesperado. Esa torsión es la que, literalmente, arranca el ligamento cruzado anterior de su inserción en el fémur. Otro mecanismo es el llamado “pie fantasma”. Se produce cuando, al igual que en el anterior, el esquiador pierde el equilibrio y cae hacia atrás; uno de los esquíes se va hacia arriba dejando de tocar la nieve, por lo que sólo el borde interior del esquí contrario, que queda detrás del esquiador, sigue en contacto con la nieve. En este momento, el esquí da un giro causando la rotación interna de la tibia respecto al fémur y rompiendo el ligamento cruzado anterior. Un tercer mecanismo de lesión se produce cuando el esquiador tiene la rodilla flexionada y comienza a caerse hacia atrás, las fijaciones no se sueltan y compensa entonces con una poderosa contracción del cuadriceps. Otro mecanismo es la pérdida de equilibrio, tras un salto, con el cuerpo inclinado hacia atrás; la cola del esquí toca la nieve en primer lugar y la parte superior de la bota impulsa la diáfisis de la tibia hacia delante provocando un cajón anterior.

Lesiones del Esquiador por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva

Leticia Jordana y sus amigos en su medio natural, la nieve.

TRATAMIENTO DE LAS LESIONES EN EL SKI

Va a depender del grado de lesión ligamentosa. En el caso que se produzca una de las lesiones más leves como es el esguince, que es una elongación del ligamento, es suficiente con una inmovilización y tratamiento antiinflamatorio durante alrededor de 2 semanas.

Si se produce una rotura completa del ligamento lateral interno, su tratamiento dependerá de si está roto o no el ligamento cruzado anterior (LCA). Si el LCA está integro el ligamento lateral interno suele curar sin cirugía, con un periodo de inmovilización prolongado, unas 4-6 semanas, seguido de la correspondiente rehabilitación.

Por el contrario, si están rotos tanto el LLI como el LCA se puede reparar todo de forma aguda o bien esperar a que cicatrice el LLI y, luego, reparar por artroscopia el LCA.

La actitud terapéutica dependerá de la edad y el grado de actividad del paciente, no siempre estas lesiones requieren cirugía inmediata.

Lesiones del Esquiador por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva

Alberto Tomba, “La Bomba” en los JJOO de Calgary. Con más de 50 victorias en la Copa del Mundo, sus 3 oros y 2 platas en los Juegos le convierten en una de las mayores glorias olímpicas del esquí.

Lesiones del Esquiador Dr. Manuel Villanueva

Hermann Maier, “Herminator”. Es el segundo esquiador con más victorias en Copa del Mundo, sólo superado por Ingemar Stenmark. Maier daba clases esquí durante el invierno y durante el verano trabajaba de albañil. Sus especialidades eran el Supergigante y el slalom gigante. En 2001 sufrió un grave accidente de moto, tras el que los doctores estuvieron a punto de amputarle una pierna. En dos años volvió a esquiar, aunque se perdió los JJ.OO. de Salt Lake City en 2002. Consiguió cuatro títulos de la Copa del Mundo, con 54 victorias en total. En cuanto a medallas, ostenta tres oros, dos platas y un bronce en Campeonatos del Mundo y dos oros, una plata y un bronce en Juegos Olímpicos.

 

Compartir en tus Redes:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *