Tendinopatía y Bursitis de la Pata de Ganso.

¿Qué es la Tendinitis de la Pata de Ganso?.

La pata de ganso está formada por las inserciones tendinosas del sartorio, semitendinoso y recto interno del muslo en platillo tibial medial.

La tendinopatía de la pata de ganso despierta dolor con la palpación selectiva de la cara interna de la rodilla, en el tercio superior de la tibia. Produce dolor al realizar un valgo y rotación externa de la rodilla, mientras que el calor y el reposo proporcionan cierto alivio.

Además el dolor se reproduce en respuesta a la contracción isométrica de cada uno de los músculos de la pata de ganso (sartorio, vasto medial y semitendinoso). Con frecuencia es secundaria a un mal apoyo, mal balance o una marcha antiálgica.

Es raro que las tendinopatías y la bursitis de la pata de ganso se hagan crónicas. Si así fuera, el tratamiento es igual que el de otras tendinopatías ya descritas en esta web, como la del tendón rotuliano o el tendón de Aquiles.

Las tendinitis de rodilla y bursitis de la pata de ganso son una causa importante de dolor de rodilla (la causa más frecuente de dolor en la cara anteromedial de la rodilla) y puede presentarse asociada con las otras bursitis, gonartrosis y otras lesiones deportivas.

La coexistencia de una bursitis pre o infrapatelar, una tendinitis, una artritis y o una desestructuración interna de la rodilla puede complicar el cuadro clínico tras un traumatismo de la rodilla.

Tendinopatía y Bursitis de la Pata de Ganso

Bursitis prepatelar – Lesiones de rodilla.

La bursitis de rodilla se conoce muchas maneras, como rodilla de las beatas, rodilla de sirvienta por la inflamación en actividades o personas que se ponen de rodillas irritando la zona anterior de las mismas con traumatismos repetidos, pero también puede formarse por una caída.

En estos casos, si ha habido heridas o laceraciones de la piel hemos de vigilar que no se produzca una bursitis séptica.

Esta bursa se localiza por delante del tendón rotuliano y cuando se inflama produce hipersensibilidad local, edema y tumefacción. El dolor se presenta por la tensión de la piel durante la flexión extrema de la rodilla o por presión directa.

El tratamiento incluye reposo, hielo, maniobras de compresión, elevación y medicación antiinflamatoria.
Pasada la primera fase, pueden utilizarse técnicas para reducir el derrame. Puede estar indicada la aspiración de la bolsa, mejor guiada por ecografía, si existe dolor muy invalidante debido a la tensión.

En deportistas con tendinopatía o bursitis de la pata de ganso se puede aconsejar utilizar protectores de la rodilla cuando vuelva a las actividades deportivas, por ejemplo en balonmano o voleibol.

¿Qué provoca la tendinitis y bursitis de la pata de ganso?.

La inflamación de la bursa profunda y de la grasa de Hoffa puede presentarse por exceso de actividad física y deportiva o microtraumatismos de repetición y, en raras ocasiones, por un traumatismo directo, pues la bolsa está bien protegida arriba por la rótula y por la grasa.

El paciente presenta hipersensibilidad detrás del tendón rotuliano y con la flexión forzada pasiva y la extensión activa de la rodilla.

Con frecuencia el paciente no puede bajar escaleras ni arrodillarse. El dolor es constante, urente y puede alterar el sueño.

Una lesión o un traumatismo que afecte al ligamento lateral interno pueden provocar inflamación en la parte medial de la rodilla. Si la inflamación de la pata de ganso se cronifica la bursa puede llegar a calcificarse, pero es excepcional.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinopatía y bursitis de la pata de ganso?.

Los síntomas de la bursitis de la pata de ganso son:

– El paciente presenta hipersensibilidad detrás del tendón rotuliano y con la flexión forzada pasiva y la extensión activa de la rodilla.

– Con frecuencia el paciente no puede bajar escaleras ni arrodillarse. El dolor es constante, urente y puede alterar el sueño.

– Una lesión o un traumatismo que afecte al ligamento lateral interno pueden provocar inflamación en la parte medial de la rodilla. Si la inflamación de la pata de ganso se cronifica la bursa puede llegar a calcificarse, pero es excepcional.

Diagnóstico de la tendinitis y bursitis de la pata de ganso.

Para diagnosticar la tendinopatía y bursitis de la pata de ganso, en la exploración física se objetiva una hipersensibilidad en la zona anterior de la rodilla, justo por debajo de la línea articular, sobre la inserción tendinosa de la pata de ganso. Con frecuencia se presenta derrame y tumefacción alrededor de la bursa. La flexión activa contra resistencia de la rodilla produce dolor, que se agrava si el médico suelta la pierna bruscamente con lo que el paciente flexiona la rodilla rápidamente.

La ecografía permite ver líquido en la bursa o en la vaina de los tendones y realizar infiltraciones selectivas.  El diagnóstico diferencial de la tendinitis y bursitis de la pata de ganso se establecerá con las roturas meniscales, lesiones del cóndilo femoral o del platillo tibial.

Tratamiento de la tendinopatía y bursitis de la pata de ganso de la rodilla.

El tratamiento de la tendinopatía y bursitis de la pata de ganso puede incluir desde los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), fisioterapia: frío, calor, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento y reeducación muscular.

El tratamiento es el mismo que en otras formas de tendinopatías en las fases iniciales pero en las fases crónicas puede ser necesario realizar terapias ecoguiadas como la EPI, proloterapia, o la aspiración-infiltración con corticoides.

La readaptación o el uso de cinchas de descarga se valorarán de modo individual en cada deportista.

En los pacientes que no responden a este tratamiento se pueden realizar infiltraciones de la bursa, bajo control ecográfico, con anestésicos y esteroides.

☑️ Volver a traumatología
☑️ Rotura del tendón rotuliano

Gracias por compartir:

Abrir chat
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?