testimonio-desartrodesis-de-cadera-Gustavo-Trujillo

TESTIMONIO DESARTRODESIS DE CADERA

Autor Gustavo Trujillo

testimonio-desartrodesis-de-cadera-Gustavo-Trujillo

Mi nombre es Gustavo, tengo 50 años, hace 20 años, en febrero de 1996, tuve una leptospirosis que me produjo una sepsis generalizada y me hizo estar ingresado en UMI durante unos 2 meses.

Esa larga hospitalización me produjo un gran debilitamiento, anquilosis y que apareciera osificaciones heterotópicas en ambas caderas.

Una cadera se me queda con movilidad reducida y la cadera izquierda totalmente rígida en posición de semiflexión.

Empiezo una lucha personal de querer solucionar el problema, primero haciendo toda la rehabilitación posible y buscando algún médico que me diga que puedo hacer.

En esos momentos la solución era no hacer nada, cualquier intervención era jugar a cara o cruz, pues nadie garantizaba un buen resultado y si muchas contraindicaciones.

Pasan así 20 años y cada cierto tiempo que tenía algún tipo de revisión siempre albergaba la esperanza de que en algún momento aparecería la técnica que me permitiría por lo menos mover la cadera que me quedo rígida.

Las molestias las paliaba con reposo y analgésicos y tratando de mantener el resto de la musculatura en el mejor estado posible, pues con el paso del tiempo era, sobre todo, la espalda la que iba sufriendo el desgaste de las caderas. Había consultado con muchos especialistas que me desaconsejaban la operación.

Indagando cada cierto tiempo en internet para encontrar casos que hubieran sido abordados parecidos al mío fue como me encontré los trabajos publicados por el Dr. Villanueva.

TESTIMONIO DESARTRODESIS DE CADERA

Autor Gustavo Trujillo

testimonio-desartrodesis-de-cadera-Gustavo-Trujillo

Me sentía reflejado en sus casos y fue así como le solicité consulta para ver la posibilidad de operarme para implantarme prótesis de cadera.

Desde un primer momento me dijo que lo mío tenía solución, que era operable y que las posibilidades de éxito eran altas por mi estado físico, peso, altura y que era la primera vez que iban a ser operadas. Que cuando quisiera me operaba.

Escuchar esto después de 20 años parecía increíble, y la toma de decisión no fue fácil.

El Dr. Villanueva desde el primer momento me transmitió su seguridad y el alto porcentaje de éxito de la operación.

Por mi parte, mi propia inseguridad más los años de decepciones, la lejanía pues yo soy de Las Palmas y la operación era en Madrid y todo lo que eso significaba para mí, las dudas de la propia familia, en la que no todos ven de igual manera la intervención, hace que sea solo hasta un día antes de la intervención cuando tomé la decisión de operarme de prótesis de cadera.

La operación salió bien, muevo mi cadera después de 20 años, me parece increíble. Una de mis hijas siempre me conoció con la cadera rígida y ahora me puede ver tal como era yo antes de la enfermedad.

Ahora entiendo la seguridad que quería transmitirme el doctor Villanueva de cara a la operación. Se basaba en su pericia en saber lo que se hace. Su trato exquisito a nivel personal y ser todo un profesional en aquello a lo que se dedica me hace valorarlo como un médico excepcional.

Solo me queda darle las gracias por la valentía de haber sido capaz de abordar este tipo de patologías de cadera y dar esperanza de recuperación a tantas personas que padecemos estas dificultades.

Gracias.

Autor Gustavo Trujillo

Compartir en tus Redes:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!