Quiste de Baxter o Quiste Poplíteo de Rodilla.

Artículo escrito y verificado por el especialista en traumatología Dr. Villanueva.
🕰️ Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Qué es el Quiste de Baxter o Quiste Poplíteo de la Rodilla?.

El quiste de Baker (toma el nombre del cirujano que la describió por primera vez en el siglo XIX, el Dr. William Morrant Baker) o quiste poplíteo es una bolsa de líquido sinovial que se forma en la cara posterior de la rodilla, entre el gemelo medial y el músculo semimembranoso.

El quiste de Baker o poplíteo puede causar molestia, tirantez o dolor que empeora por días o temporadas o según la actividad o posiciones de la rodilla. La presión puede ser muy molesta en posiciones de flexión forzada.

Es una afección relativamente frecuente.

El quiste se forma sobre un repliegue de la bolsa sinovial de la rodilla que puede estar presente desde el nacimiento pero que da la cara con los años. Es decir, puede aparece, por ejemplo, cuando los episodios de derrame de la articulación van provocando una distensión paulatina de esa estructura, que puede llegar a hacerse gigante y comprometer las estructuras del hueco poplíteo, la parte de atrás de la rodilla, incluso de la pantorrilla.

En casos excepcionales se confunden con cuadros de trombosis venosa o la compresión del quiste puede favorecer que se produzca esta complicación circulatoria.

Las lesiones del cartílago, la artrosis, las lesiones de los meniscos, las artritis (como la artritis reumatoide) y la inflamación de la rodilla, por causas mecánicas, reumáticas o degenerativas van a provocar un aumento de líquido en la rodilla.

Este líquido se va a ir pasando a esa bolsa residual posterior y la va a ir dilatando, hasta crear una nueva cavidad, el quiste de Baker. Normalmente, si la inflamación de la rodilla baja también lo hará la hinchazón del quiste, pues son cavidades comunicadas.

Quiste de Baker o quiste poplíteo

Síntomas del quiste de Baker o poplíteo.

La mayoría de los quistes de Baker o quistes poplíteos no provocan síntomas.

Algunos se descubren accidentalmente, al explorar al paciente o al realizar una ecografía o una RMN por otros motivos.

Caso de presentar sintomatología, lo mas frecuente es que los pacientes refieran:

▶️ sensación de presión o
▶️ bulto en la cara posterior de la rodilla, en el hueco poplíteo,
▶️ rigidez o tensión y, rara vez,
▶️ dolor de la rodilla.

En casos excepcionales el quiste puede hacerse muy grande y llegar hasta la pantorrilla.

En estos casos, se puede ver comprometida la circulación de los vasos sanguíneos o causar una compresión de los nervios de la pierna.

Esto se conoce como quiste de Baker complicado. Puede ocasionar dolor, compromiso circulatorio o alteraciones de la sensibilidad o debilidad de la pierna o entumecimiento.

En estos casos hay que descartar la existencia de una trombosis venosa.

Ocasionalmente el quiste poplíteo se puede romper.

Quiste de Baxter o quiste poplíteo de la rodilla ¿Qué es?
Síntomas del Quiste de Baxter o quiste poplíteo de la rodilla

¿Se cura el quiste de Baker?.

La mayoría de los quistes de Baker se curan sin necesitar si quiera un tratamiento específico.

En ocasiones estos desaparecen por si mismos o durante largas temporadas no se hinchan.

Tratamiento del quiste poplíteo o quiste de Baker.

Las medidas para el tratamiento del quiste de Baker incluyen la modificación de las actividades y tomar antiinflamatorios.

Cuando hay una causa intraarticular la primera medida es mejorar la causa que provoca la inflamación de la rodilla.

La idea es que, si no se hincha la bolsa sinovial grande, la de la rodilla, podremos favorecer que tampoco se hinche tanto la de atrás, el quiste de Baker. Así trataremos las lesiones degenerativas de la rodilla con ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas o con suero autólogo condicionado.

Si el especialista maneja el ecógrafo, conviene aspirar primero el quiste, con la seguridad de no dañar los tendones, los nervios o los vasos sanguíneos y luego hacer las infiltraciones de la rodilla.

La aspiración del quiste y la inyección local de corticoides puede favorecer que el quiste esté seco o asintomático mucho tiempo.

La cirugía del quiste poplíteo o de Baker se reserva para los casos muy graves en que el quiste provoca compromiso de los nervios y de las arterias, pues para extirpar el quiste hay que abrir la parte posterior de la rodilla.

Cuando el quiste asienta sobre una rodilla con artrosis y se decide colocar una prótesis de rodilla se extirpa el quiste como parte del procedimiento quirúrgico.

☑️ Tendinitis del músculo poplíteo
☑️ Volver a traumatología

 

Gracias por compartir:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies