banner-protesis-de-cadera

INFECCIÓN TARDÍA DE PRÓTESIS DE CADERA

La infección tardía de prótesis de cadera es aquella que se produce o manifiesta tras un período relativamente largo tras haber realizado la cirugía de prótesis de cadera.

Suele manifestarse tras algún proceso infeccioso posterior, no asociado a la cirugía de prótesis. Las bacterias del proceso infeccioso, producen una siembra posterior que invade la zona de la prótesis. El paciente, quien hasta entonces había tenido una evolución satisfactoria, empieza a tener síntomas leves de infección: dolor, pequeña inflamación. Es decir, son manifestaciones leves en una primera fase.

En ocasiones, incluso los primeros cultivos son negativos, no mostrándose alteraciones en análisis sanguíneos. Pero el dolor persiste y va en aumento, por lo que se deben sacar muestras con técnicas especializadas para detectar infecciones de bajo grado de agresividad.

EL PAPEL DEL ESPECIALISTA EN LA INFECCIÓN TARDÍA EN PRÓTESIS DE CADERA

El superespecialista debe tener la capacidad y experiencia de reconocer, en este caso, aún sin la presencia de síntomas virulentos, la infección encubierta o aún en bajo grado de intensidad.

Y es que, como explicamos en nuestro vídeo anterior , el Dr. Villanueva es rotundo en su afirmación: No es normal que duela una prótesis de cadera.

Como siempre, insistimos en la necesidad e importancia de trabajar con equipos multidisciplinares para obtener diagnósticos certeros y eficaces.

La infección tardía de prótesis de cadera es aquella que se produce o manifiesta tras un período relativamente largo tras haber realizado la cirugía de prótesis de cadera.

¿CÓMO SE TRATA LA INFECCIÓN LA INFECCIÓN TARDÍA EN PRÓTESIS DE CADERA?

Nuevamente tenemos que hablar de la reconstrucción de la prótesis de cadera en dos tiempos. En primera instancia se habrá de extraer la prótesis infectada, limpiar la zona afectada y dar el ciclo apropiado de antibióticos. En una segunda intervención, se colocará la segunda prótesis, previa identificación de la bacteria o bacterias que ha colonizado la zona, según resultados de los cultivos.

En palabras del Dr. Villanueva: El superespecialista ha de conocer las técnicas y principios de reconstrucción y las opciones técnicas disponibles para realizar estas cirugías complejas de prótesis de cadera, largas, difíciles y no exentas de complicaciones, con las máximas garantías.

En nuestro apartado Testimonios encontrarás casos reales de pacientes con infecciones de prótesis mal tratadas o diagnosticadas. Muchos de ellos considerados ya casos ‘sin solución’, poniendo de manifiesto la importancia de la investigación, el trabajo en equipo y la superespecialización. Casos de personas reales que han recuperado total o significativamente su calidad de vida y su ilusión y, lo más importante, que han dejado atrás el sufrimiento físico y moral y el de sus familiares.

INFECCIÓN TARDÍA DE PRÓTESIS DE CADERA

La infección tardía de prótesis de cadera es aquella que se produce o manifiesta tras un período relativamente largo tras haber realizado la cirugía de prótesis de cadera.

Suele manifestarse tras algún proceso infeccioso posterior, no asociado a la cirugía de prótesis. Las bacterias del proceso infeccioso, producen una siembra posterior que invade la zona de la prótesis. El paciente, quien hasta entonces había tenido una evolución satisfactoria, empieza a tener síntomas leves de infección: dolor, pequeña inflamación. Es decir, son manifestaciones leves en una primera fase.

En ocasiones, incluso los primeros cultivos son negativos, no mostrándose alteraciones en análisis sanguíneos. Pero el dolor persiste y va en aumento, por lo que se deben sacar muestras con técnicas especializadas para detectar infecciones de bajo grado de agresividad.

EL PAPEL DEL ESPECIALISTA EN LA INFECCIÓN TARDÍA EN PRÓTESIS DE CADERA

El superespecialista debe tener la capacidad y experiencia de reconocer, en este caso, aún sin la presencia de síntomas virulentos, la infección encubierta o aún en bajo grado de intensidad.

Y es que, como explicamos en nuestro vídeo anterior , el Dr. Villanueva es rotundo en su afirmación: No es normal que duela una prótesis de cadera.

Como siempre, insistimos en la necesidad e importancia de trabajar con equipos multidisciplinares para obtener diagnósticos certeros y eficaces.

¿CÓMO SE TRATA LA INFECCIÓN LA INFECCIÓN TARDÍA EN PRÓTESIS DE CADERA?

Nuevamente tenemos que hablar de la reconstrucción de la prótesis de cadera en dos tiempos. En primera instancia se habrá de extraer la prótesis infectada, limpiar la zona afectada y dar el ciclo apropiado de antibióticos. En una segunda intervención, se colocará la segunda prótesis, previa identificación de la bacteria o bacterias que ha colonizado la zona, según resultados de los cultivos.

En palabras del Dr. Villanueva: El superespecialista ha de conocer las técnicas y principios de reconstrucción y las opciones técnicas disponibles para realizar estas cirugías complejas de prótesis de cadera, largas, difíciles y no exentas de complicaciones, con las máximas garantías.

En nuestro apartado Testimonios encontrarás casos reales de pacientes con infecciones de prótesis mal tratadas o diagnosticadas. Muchos de ellos considerados ya casos ‘sin solución’, poniendo de manifiesto la importancia de la investigación, el trabajo en equipo y la superespecialización. Casos de personas reales que han recuperado total o significativamente su calidad de vida y su ilusión y, lo más importante, que han dejado atrás el sufrimiento físico y moral y el de sus familiares.