banner-lesiones-deportivas. traumatología y medicina deportiva

TENDONES FLEXORES Y EXTENSORES DE LA MANO | LESIONES DE MANO Y MUÑECA

Los tendones flexores, permiten la flexión de los dedos. En los dedos largos tenemos un flexor superficial y un flexor profundo, a diferencia de lo que ocurre en el pulgar donde tenemos un flexor largo y un flexor corto del pulgar.
Es importante, ante una lesión en la zona palmar de la mano o de un dedo, explorar muy bien la función de estos tendones. La ausencia de función se manifiesta porque el dedo está en extensión, sin presentar tono flexor o sin poder realizar la flexión activa.

Para clasificar las lesiones utilizamos la clasificación de la Federación Internacional de cirujanos de Mano.

Lesión de tendones flexores del 2º dedo de la Mano.

Ante toda herida en la mano es aconsejable acudir a un centro de urgencias, para explorar adecuadamente la herida y descartar o confirmar las lesiones.

Hay que explorar la sensibilidad ya que es frecuente que haya lesiones nerviosas y vasculares asociadas. Al tratarse de una lesión abierta, hay que hacer una profilaxis antibiótica y tratamiento adecuados, para minimizar el riesgo de infección de estas lesiones.

Una vez diagnosticada la sección tendinosa, ésta debe ser tratada siempre en quirófano y nunca en una sala de urgencias. La técnica de sutura y el manejo deben de ser exigentes. El uso de medios de magnificación (gafa lupa, microscopio) hace que la técnica quirúrgica sea más precisa.

especialista en traumatología y cirugía ortopédica Dr. Manuel Villanueva
especialista en traumatología y cirugía ortopédica Dr.
especialista en traumatología y cirugía ortopédica Dr.

TRATAMIENTO DE LOS TENDONES FLEXORES DE LA MANO

En las lesiones en la zona I, muy distales, hacemos suturas tipo “Pull Out” (Reanclaje del tendón al hueso).

En la zona II, hay que intentar reparar ambos tendones flexores (superficial y profundo). En las lesiones en las zonas II y III, la técnica de sutura es la técnica deKessler Tajima modificado con un monofilamento de 3/0 y una sutura peritendinosa en corona con una hilo de sutura de 6/0. También podemos hacer una sutura de 4 bandas, que ha demostrado ser muy segura y resistente, favoreciendo una movilización activa precoz.

Siempre hay que intentar preservar las poleas A2 y A4, y reconstruirlas si están dañadas. Hay que intentar también reconstruir las vainas tendinosas para mejorar la vascularización y la cicatrización de los tendones reparados.

Técnica Indiana (4 bandas): Strickland 1993

TRATAMIENTO DE LOS TENDONES EXTENSORES DE LA MANO

Tenemos dos tipos de lesiones:

a) Lesiones abiertas de los tendones extensores.

La técnica de sutura para afrontar los extremos tendinosos que nosotros preferimos es la de puntos en “U” si la lesión es distal a la zona 5, y la sutura tipo Kessler se realiza si la lesión es proximal a la zona 5.

El tipo de hilo para realizar la sutura es monofilamento de 4/0 ó 5/0, en función del grosor del tendón. En tendones localizados en zona proximal a zona 5, o manos grandes, podemos usar monofilamento de 3/0.

Es muy importante dar la tensión adecuada al tendón ya que un acortamiento dará lugar a un déficit de flexión y una pérdida de tensión origina un déficit de extensión del dedo.

Si existe una pérdida de sustancia del aparato extensor en dicha localización, se pueden realizar plastias tendinosas de urgencia para reconstruir estas pérdidas, por ejemplo usando la mitad de las cintillas laterales y suturándolas al centro (Plastia de Burhalter). También se puede reconstruir rotando 180º un colgajo tendinoso del propio extensor a nivel de la F1 (plastia de Snow) y suturarla a la base de la segunda falange. Si la pérdida de sustancia del tendón es más importante, podemos coger el hemitendón extensor proximal a la cincha para reconstruir el defecto (plastia de Foucher).

Cuando existe una lesión sobre la IFP es muy importante reparar la banda media, para evitar la lesión de Boutoniere secundaria.

Cuando las lesiones afectan al  primer dedo de la mano, las lesiones del extensor largo se suturaran con la técnica de Kessler convencional.

Sutura de tendón extensor y resultado funcional

b) Lesiones cerradas de los tendones extensores

Las lesiones cerradas de la cintilla terminal se tratan, habitualmente, con una férula de Stack durante 6 semanas, manteniendo otras cuatro semanas más la férula nocturna. Si es una lesión abierta, realizaremos una sutura tipo tenodermodesis continua y protegeremos la sutura con la férula de Stack con el mismo protocolo previo.

En las lesiones de los tendones extensores, es importante un conocimiento preciso de su anatomía para realizar un tratamiento quirúrgico preciso y obtener de esta forma un resultado funcional óptimo. Tras la cirugía, la rehabilitación es vital para un adecuado resultado final.

especialista en traumatología y cirugía ortopédica Dr. Manuel Villanueva

Lesión de extensor de primer dedo de la mano: Sutura convencional

Férula de Stack por lesión cerrada del extensor largo

REHABILITACIÓN DE LOS TENDONES FLEXORES Y EXTENSORES DE LA MANO

Iniciamos la movilización precoz con un sistema de inmovilización dinámico tipo Kleinert, que permite que el paciente haga una extensión activa y debido a la tensión de la goma, realice una flexión pasiva del dedo lesionado para evitar adherencias.

Es muy importante el manejo de los tendones flexores puesto que, un fracaso de la sutura primaria podría exigir múltiples reintervenciones como tenolisis, tenoartrolisis o injertos tendinosos en dos tiempos, con el consiguiente sufrimiento para el paciente, bajas laborales prolongadas y un elevado coste.