banner-lesiones-deportivas. traumatología y medicina deportiva

DEDO EN RESORTE | LESIONES DE MANO Y MUÑECA

El dedo en resorte, tenosinovitis estenosante digital o tenosinovitis estenosante de la vaina del flexor largo de los dedos de la mano es una enfermedad causada por la desproporción entre el tamaño del tendón y el de la primera polea de reflexión, la polea A1 de la palma de la mano, que produce un bloqueo de la extensión de un dedo de la mano.

El dedo en resorte se origina por la inflamación y engrosamiento del tendón o de su vaina, así como la presencia de adherencias por la sinovitis producida, lo que provoca un conflicto de espacio en el normal deslizamiento del tendón y la vaina por esa polea.

Su incidencia es de 28 por cada 100.000 habitantes. Es más frecuente en la mano dominante y en el primer, tercero y cuarto dedos: predomina en las mujeres, entre 30 y 60 años y trabajadores manuales. El dedo en resorte puede asociarse a diabetes mellitus, enfermedades reumáticas, gota, hipotiroidismo y a microtraumatismos de repetición.

No es habitual que sea múltiple salvo en los pacientes diabéticos o en los enfermos de artritis reumatoide. Se puede asociarse un síndrome de túnel carpiano.

La tenosinovitis del extensor largo del primer dedo se origina por movimientos repetidos del brazo y del primer dedo. Puede producirse tras una fractura de Colles tratada de forma conservadora o como complicación de las osteosíntesis de las fracturas de la extremidad distal del radio Este tendón se localiza en el tercer compartimento extensor, situado sobre el lado medial del tubérculo de Lister, a la altura de la muñeca sigue un curso oblicuo y cruza sobre los tendones extensores radiales del carpo corto y largo, antes de dirigirse hacia el pulgar, donde se inserta en la base de la falange distal.

CUADRO CLÍNICO DEL DEDO EN RESORTE

Dedo en Resorte. Cirugía Ecoguiada por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva

Tenosinovitis estenosante digital

Se caracteriza por dolor en la palma de la mano, sobre el pliegue palmar distal. Se puede palpar un nódulo y el paciente puede referir que a veces está más grande y doloroso y otras veces menos. El nódulo puede asociarse a bloqueo del tendón, al pasar el dedo desde la posición de flexión a extensión se engatilla. Este bloqueo puede darse con la movilización pasiva o activa, luego, al forzar la extensión, el nódulo del tendón salta o pasa la polea A1 y cede el bloqueo. Este desbloqueo se acompaña de un chasquido y dolor de baja intensidad y el explorador lo puede percibir a la palpación.

En los cuadros más graves el paciente mantiene una actitud de flexión antiálgica permanente del dedo.

Tenosinovitis del Extensor Largo del 1er dedo

La tenosinovitis del extensor largo del primer dedo cursa con dolor y pérdida de fuerza, y puede acompañarse de crepitación. La flexión del pulgar, activa o pasiva, desencadena o aumenta el dolor.

La complicación más grave en la rotura del tendón si no se trata precozmente.

DIAGNÓSTICO DEL DEDO EN RESORTE

El diagnóstico del Dedo en Resorte es eminentemente clínico aunque se puede recurrir a la ecografía para confirmarlo si existen dudas.

Las radiografías permitirán descartar alteraciones óseas o deformidades que predispongan a la irritación de los tendones.

La ecografía de alta resolución permite detectar irregularidades en la estructura de los tendones, quistes o gangliones.

TRATAMIENTO DEL DEDO EN RESORTE

El tratamiento inicial del Dedo en Resorte es conservador, mediante ejercicios, AINEs, calor superficial, hielo, iontoforesis, masaje profundo transverso, junto con técnicas de movilización como correcciones de desalineaciones articulares, movimientos activos y pasivos de los dedos y de la muñeca, los cuales pueden proporcionar mejoría en muchos casos.

En los pacientes con tenosinovitis estenosante en los tendones flexores, Rhoades, Kraemer, Buch-Jaeger, y otros autores, recomiendan tratamiento inicial, mediante infiltración de corticoides (o un ciclo de tres infiltraciones) en la vaina del tendón flexor, en los pacientes adultos en los que no exista bloqueo del tendón, y con síntomas de menos de 4-6 meses, seguido de inmovilización de tres semanas, con buenos resultados entre el 80-90%, algo más favorables en las del primer dedo.

Dedo en Resorte. Cirugía Ecoguiada por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva

La mayoría de los autores, no obstante señalan que los resultados están condicionados por la duración de los síntomas, de tal modo que recomiendan la descompresión quirúrgica para aquellos pacientes en los que los síntomas excedan al año y el tratamiento anterior falle.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL DEDO EN RESORTE

La descompresión quirúrgica como terapia inicial se reserva para los niños que presenten bloqueo a la flexión digital.

Si fracasan las infiltraciones, se puede realizar una intervención quirúrgica. Esta puede ser mediante cirugía abierta o cirugía ultramínimamente invasiva guiada por ecografía. La cirugía abierta, se basa en la apertura de la polea A1 en dedos largos y de la polea T1 en el pulgar.

Hay que identificar los paquetes neurovasculares primero y posteriormente abrir dichas poleas, teniendo cuidado de no abrir la polea A2 para evitar la formación de cuerdas de arco. Los resultados habitualmente son satisfactorios aunque puede haber problemas de dolor en cicatriz, infección, lesión neurovascular.

Dedo en Resorte. Cirugía Ecoguiada por el especialista en traumatología y lesiones deportivas Dr. Manuel Villanueva

La cirugía ecoguiada ultra mínimamente invasiva del Dedo en Resorte ó Tenosinovitis Estenosante de los Dedos se hace con anestesia local, sin isquemia de la mano y con una incisión de 1mm, con una seguridad y precisión mayores, pues podemos controlar con el ecógrafo donde están estas estructuras. Con el ecógrafo podemos controlar los vasos y nervios y liberar la polea sin anestesiar la mano.