banner-protesis-de-rodilla

LESIONES OSTEOCONDRALES Y OSTEONECROSIS | LESIONES DE LA RODILLA

El término osteonecrosis hace referencia al fenómeno de “Muerte de las células óseas y de la médula ósea (hematopoyética y grasa) por causa isquémica”.

Son sinónimos de esta enfermedad el infarto óseo, necrosis avascular o necrosis aséptica.

En general hablamos de necrosis isquémica cuando la enfermedad afecta a las zonas epifisarias o articulares, hablamos de infarto óseo cuando la lesión tiene afectación metafiso-diafisaria y hablamos de osteocondrosis cuando afecta a los huesos en crecimiento.

La osteocondrítis disecante es una forma de osteonecrosis en que se produce un desprendimiento de un fragmento de cartílago articular con hueso subcondral.

ETIOLOGÍA LESIONES OSTEOCONDRALES Y OSTEONECROSIS

La etiología de la osteocondrítis disecante es desconocida aunque se postulan causas isquémicas, traumáticas (40%) o familiares.

Afecta con mayor frecuencia a hombres que a mujeres (64%, M 36%) y es bilateral en el 20% de los casos.

Hay dos grupos de edad predominante: niños entre 12-15 años de edad y adultos.

Lesiones Cartilago Rodilla Osteonecrosis Dr. Manuel Villanueva

Lesiones osteocondrales en el cóndilo femoral interno.

CLÍNICA DE LAS LESIONES OSTEOCONDRALES Y OSTEONECROSIS

El dolor es el síntoma principal, en el 65% de los casos de lesiones Osteocondrales y Osteonecrosis. También pueden tener, los pacientes, derrame, bloqueos, sensación de fallos y otros síntomas no específicos.
La evolución es la lesión de una porción de hueso subcondral que evoluciona hacia la fibrilación, no se revasculariza y, finalmente, se desprende.

En la rodilla afecta al cóndilo femoral interno en el 85% de los casos, al cóndilo femoral externo en el 15% y rara vez a la rótula.

La enfermedad puede aparecer en otras articulaciones, como en tobillo (generalmente se localiza en el ángulo superomedial o superolateral del astrágalo), en el codo (centro cóndilo humeral) provocando derrame, rigidez o bloqueos de la articulación afecta.

DIAGNÓSTICO DE LAS LESIONES OSTEOCONDRALES Y OSTEONECROSIS

Además del cuadro clínico (derrame, rigidez, bloqueos…) la radiografía simple puede objetivar un fragmento óseo subcondral delimitado.

En la gammagrafía ósea puede aparecer un aumento de captación.

La prueba de elección es la Resonancia Magnética Nuclear, que además de la extensión y localización de la lesión ostecondral, nos puede dar información sobre la esta estabililidad y vascularización del fragmento.

En la rodilla el diagnóstico diferencial lo estableceremos con la Enfermedad de Ahlbäck.

Esta es la lesión de osteonecrosis espontánea que se produce en pacientes adultos. Cursa con dolor súbito, son pacientes mayores, con mayor frecuencia mujeres y la afectación es unilateral.

En este caso la radiografía inicial es normal, luego puede aparecer aplanamiento y esclerosis, si el área es grande y la rodilla evoluciona hacia la artrosis.

Lesiones Rodilla Ostecontrales y Ostenecrosis Dr. Manuel Villanueva

Lesiones osteocondrales en la rótula y troclea femoral.

Lesiones Rodilla Ostecontrales y Ostenecrosis Dr. Manuel Villanueva

Enfermedad de Ahlbäck. Paciente mayor.

Lesiones Rodilla Ostecontrales y Ostenecrosis Dr. Manuel Villanueva

Osteocondrítis del cóndilo femoral interno. Paciente joven.