banner-lesiones-deportivas. traumatología y medicina deportiva

ENFERMEDAD DE HAGLUND | LESIONES DE TOBILLO Y PIE

En la terminología antigua se conoce como enfermedad de Haglund a la inflamación de la bursa retrocalcánea profunda, situada entre la zona posterior y superior del calcáneo y el tendón de Aquiles, asociada a una deformidad o prominencia ósea de la zona posterosuperior del calcáneo (la deformidad de Haglund).

La deformidad de Haglund debe distinguirse de la enfermedad de Haglund.

Esta cursa con dolor, inflamación de la bursa retrocalcánea y, en ocasiones, tendinopatía de inserción del Aquiles. Esta es la lesión que marcó un antes y un después en la carrera de Haile Gbressalaisse y por la que necesitó cirugía.

De acuerdo con el prestigioso Dr. Niek van Dijk, las lesiones del tendón de Aquiles se pueden clasificar en: tendinopatía no insercional, tendinopatía insercional, paratendinosis, bursitis superficial y bursitis profunda, que incluye el famoso síndrome de Haglund, cuando existe esta deformidad o pico de hueso en la parte posterior del calcáneo.

Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo

La enfermedad de Haglund es una bursitis retrocalcánea provocada por la exóstosis del calcáneo o deformidad de Haglund.

PATOLOGÍA DE LA ENFERMEDAD DE HAGLUND | LESIONES DE TOBILLO Y PIE

  • Tendinosis no insercional del Aquiles. Suele aparecer dolor e inflamación localizada entre 2- 7 cm de la inserción en el calcáneo.
  • Paratendinosis del Aquiles. Es una inflamación aguda o crónica o una degeneración del paratendón caracterizados por edema, hiperemia y engrosamiento del mismo.
  • Tendinopatía de inserción del Aquiles. Localizada en la inserción en el calcáneo. Puede coexistir, o no, con formación de osteofitos o de calcificaciones. Los pacientes refieren dolor, inflamación, rigidez y puede observarse una prominencia posterior. Con frecuencia existen pequeñas roturas del tendón asociadas. La deformidad de Haglund no es indicativa de tendinopatía de inserción y puede aparecer en pacientes asintomáticos. Por lo tanto, si no existe bursitis retrocalcánea asociada no es obligatorio resecar la deformidad para tratar la tendinopatía de inserción del Aquiles.
  • Bursitis retrocalcánea o profunda. Se refiere a una inflamación de la bursa profunda, entre la parte anterior del tendón de Aquiles y la zona posterosuperior del calcáneo: receso retrocalcáneo. Con frecuencia coexiste con una prominencia posterosuperior del calcáneo, la deformidad de Haglund en la terminología clásica. La histología puede mostrar degeneración, metaplasia o calcificación, en cuyo caso estaríamos ante una verdadera tendinopatía calcificante del Aquiles. Cuando coexiste la deformidad de Haglund con la bursitis retrocalcánea estaríamos ante el clásico cuadro de Enfermedad de Haglund en la terminología antigua.Bursitis calcánea superficial. Es una inflamación entre el tendón de Aquiles y la piel, es visible, dolorosa y suele localizarse en la región posterolateral del calcáneo. Suele asociarse a zapatos con contrafuerte rígido. El tendón de Aquiles no suele estar afectado.

La tendinopatía y paratendinopatía del Aquiles pueden coexistir con frecuencia. La bursitis retrocalcánea suele verse en combinación con la tendinopatía de inserción. Otras combinaciones son más raras. La tendinopatía no insercional del Aquíles es común entre atletas y personas activas. Un tercio de las tendinopatías del Aquiles son distales, de inserción.

La deformidad de Haglund puede aparecer en pacientes asintomáticos pero con frecuencia se asocia a la bursitis retrocalcánea profunda, que es la verdadera entidad causante del dolor y, con menos frecuencia se asocia a la tendinopatía de inserción del Aquiles.

Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo

Deformidad de Haglund

Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo

Tendinopatía calcificante de inserción del tendón de Aquiles

Los pies cavos, determinados zapatos y actividades deportivas, que provocan microtraumatismos de repetición, pueden actuar como factores predisponentes o desencadenantes.

CUADRO CLÍNICO DE LA ENFERMEDAD DE HAGLUND | LESIONES DE TOBILLO Y PIE

La enfermedad de Haglund puede cursar con signos inflamatorios locales, deformidad provocada por la exostosis e hiperqueratosis.
Los pacientes refieren dolor y puede ser muy aparente la existencia de un bulto o prominencia en la zona posterior del talón. El cuadro clínico de Haglund puede empeorar con los esfuerzos o al caminar o correr.

La exploración clínica puede objetivar una protuberancia en la parte superior del talón, dolor, hinchazón, enrojecimiento y calor local e hipersensibilidad de la zona posterosuperior del talón.

DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD DE HAGLUND | LESIONES DE TOBILLO Y PIE

Se completa con la exploración radiológica aunque se pueden realizar otras exploraciones: RMN, EMG o ecografía para descartar otros diagnósticos diferenciales de procesos que afecten al tendón de Aquiles o provoquen dolor del talón. 

Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE HAGLUND | LESIONES DE TOBILLO Y PIE

El tratamiento conservador de la lesión de Haglund pretende reducir la inflamación de la bursa. Incluye reposo, hielo, medicación antiinflamatoria oral (ocasionalmente tópica), uso de taloneras, para elevar el talón y evitar el roce, y el uso de zapato blando o sin contrafuerte posterior. La fisioterapia incluyendo la terapia física, ondas de choque, ultrasonidos…pueden ser de utilidad en algunos casos. Excepcionalmente se coloca una ortesis o escayola durante unos días para reducir la inflamación.

Han de corregirse deformidades como el pie cavo, usarse ortesis adecuadas y realizar estiramientos del complejo aquileo-plantar. También se aconseja utilizar calzado duro, evitar correr por superficies duras o en cuesta y corregir cualquier deformidad de base del pie con plantillas a medida. 

El pronóstico en pacientes activos y atléticos es bueno para la recuperación funcional. 

La enfermedad de Haglund puede tratarse, en aquellos casos que no mejoran con el tratamiento conservador mediante cirugía.

La cirugía convencional exige isquemia, abordajes amplios, uso continuo de rayos x y causa, en nuestra experiencia, más dolor y limitación funcional.

La cirugía ecoguiada ultramínimamente invasiva de la enfermedad de Haglund es un salto de calidad respecto a la convencional. Se realiza sin isquemia, con anestesia local, con control directo de las principales estructuras, evitando dar Rx y dañar el nervio sural. El abordaje y el dolor es mínimo y la recuperación de los pacientes más rápida.

La intervención se realiza de forma ambulante, reduciendo las contraindicaciones y complicaciones. Inmediatamente tras la cirugía, el paciente puede realizar flexión activa, dorsal y plantar, del tobillo. Los pacientes caminan al instante, con ayuda de muletas y con apoyo parcial, desde el primer día post operatorio. El apoyo completo se autoriza entre el tercer o séptimo día, dependiendo de las molestias.


Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo
Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo

Comparación de cirugía ecoguiada con imagen de cirugía abierta convencional, que se hace con isquemia, abordajes amplios, con una agresión quirúrgica mucho mayor.

Control ecográfico de la operación


Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo
Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo
Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo
Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo

Cicatrices, de 1 mm, de operación ecoguiada con despegamiento del paratendón. El paciente sale andando del hospital ese mismo día.

Enfermedad Haglund. Dr. Manuel Villanueva. Lesiones Pie y Tobillo

Control radiográfico pre y post operatorio.