banner-lesiones-deportivas. traumatología y medicina deportiva

LESIONES OSTEOPATÍA DE PUBIS – PUBALGIA

La Pubalgia es también conocida como Tendinitis de los Adductores, Osteopatía de pubis, entesitis pubiana

El término pubalgia se refiere a un cuadro clínico doloroso que afecta a la región del pubis con irradiación hacia la musculatura abdominal, adductores (musculatura de la cara interna del muslo), ingle y región genital.

La pubalgia afecta principalmente a varones pero puede aparecer en mujeres, sin que las diferencias morfológicas entre ambos sexos tengan un papel determinante en el desarrollo de la enfermedad. Generalmente se origina por la práctica deportiva aunque en un 10% de los casos se puede deber a una artropatía de la sínfisis del pubis. 

La pubalgia es una enfermedad ocupacional, se presenta principalmente en los futbolistas (50% de los casos), seguidos de  corredores de larga distancia, jugadores de rugby, ciclistas y levantadores de peso.

ETIOPATOGENIA DE LAS LESIONES DE PUBIS – PUBALGIA

El cinturón pélvico está constituido por los dos huesos coxales, que se unen por detrás con el sacro (articulación sacroilíaca) y por delante entre ellos, a través de la sínfisis púbica.
La pelvis está dotada, debido a la estructura de estas articulaciones, de cierto grado de elasticidad, lo que faculta a soportar o amortiguar ciertos impactos. Sin embargo estas articulaciones permiten movimientos muy limitados, por lo que la hipermovilidad en alguna de ellas puede provocar dolor. En la sínfisis púbica se insertan y entrecruzan fibras musculares de varios músculos: recto abdominal y oblicuos, recto interno y adductores. 

 Lesiones de Cadera y Pelvis, osteopatia del pubis o pulbalgiaCinturón pélvico

 

Se han postulado diversos factores intrínsecos en el desarrollo de este problema como la laxitud e hipermovilidad en la sínfisis del pubis, la debilidad de la musculatura abdominal o el desequilibrio entre los adductores y el recto anterior del abdomen, la retracción muscular o diferencias de longitud de los miembros inferiores, el exceso de anteversión pélvica (ej. Hiperlordosis lumbar), la falta de movilidad de la articulación coxofemoral, de la articulación sacroilíaca, la displasia de cadera o cualquier trastorno de esta articulación (ej: coxa valga) que cree un desequilibrio o contribuya a aumentar las fuerzas de cizallamiento en la sínfisis púbica. 

Entre los factores extrínsecos asociados se enumeran la mala calidad del terreno deportivo (resbaladizo o pesado) que obligue a un sobreesfuerzo de estabilización al atleta o el entrenamiento inadecuado o excesivo. 

La pubalgia puede ser traumática o crónica, que es la más frecuente. En el primer caso se puede producir tras un traumatismo que suponga un cizallamiento de la sínfisis púbica o por una contracción brusca de los adductores que dañe la inserción pubiana.

La pubalgia crónica puede deberse a una alteración en la unión osteo-tendinosa de los músculos adductores (mayor, medio y menor) “pubalgia baja”, o en la unión osteo-tendinosa de los músculos abdominales, “pubalgia alta” o puede haber “pubalgia mixta”. La pubalgia crónica es la forma más frecuente y cuando el cuadro clínico se presenta creemos que el trastorno no es una inflamación sino una degeneración de las uniones osteotendinosas de estos grupos musculares o de la articulación de la sínfisis del pubis.  


Lesiones de Cadera y Pelvis. Osteopatía del Pubis, pulbalgiaSignos de osteopatía asociados a displasia de cadera

CUADRO CLÍNICO DE LAS LESIONES DE PUBIS – PUBALGIA

El cuadro clínico de la pulbalgia u osteopatía del pubis cursa con dolor difuso en la zona inguinal y sobre el pubis que se instaura semanas o meses afectando, inicialmente, a la práctica deportiva y, en las fases finales, a las actividades de la vida diaria, llegando a ser muy incapacitante.
En la sínfisis del pubis se insertan los tendones de los músculos adductores y el recto anterior del abdomen. Dependiendo de la irradiación dominante del dolor se habla, a veces, de pubalgia alta o pubalgia baja. 

La palpación de los músculos aductores, abdominales o de la sínfisis púbica es dolorosa, la contracción isométrica de músculos adductores o el estiramiento de los mismos es dolorosa y, principalmente en los casos de pubalgia alta, existe dolor abdominal que se exacerba al toser o estornudar, confundiendo el cuadro con una hernia abdominal o inguinal. 

TRATAMIENTO DE LAS LESIONES DE PUBIS – PUBALGIA

En los casos en que podamos identificar las causas intrínsecas que hayan contribuido a la pubalgia (problemas lumbares, alteraciones de la articulación de la cadera…) hemos de corregir estas causas para evitar que el problema se cronifique y fracasemos en el tratamiento. 

En la mayoría de los casos se considera que la pubalgia es el resultado final de una descompensación entre las tracciones mecánicas de los músculos adductores, los oblicuos del abdomen y los músculos abdominales.
Sin embargo, una vez que el daño afecta a la entesis o unión osteo-tendinosa o a la propia sínfisis del pubis el daño va más allá y el dolor muscular puede reflejar un intento de estabilización o inmovilización de una zona dolorosa. Por ello deberemos combinar el programa de entrenamiento, estiramientos y una planificación y programación de las cargas de trabajo, junto con otras medidas reparadoras o regeneradoras, cuando estén a nuestra disposición.

Inicialmente se plantea un tratamiento conservador de la pulbalgia que incluye la reducción o el cese transitorio de la actividad deportiva y un plan de rehabilitación y compensación de la musculatura que incluye: 

1.  Trabajo isométrico de los adductores y abductores. Trabajo isométrico de los rectos del abdomen y de los oblicuos. Puede ayudar en los casos muy sintomáticos a obtener un alivio del dolor en las zonas miotendinosas.

2.  Este tratamiento se complementará con estiramientos y trabajo excéntrico de la musculatura abdominal, adductores, cuadrado lumbar, isquiotibiales, tríceps sural y psoas iliaco. Si se realiza después del trabajo isométrico, se soporta mejor. La elongación que se da en el trabajo excéntrico muscular facilitará la regeneración del tejido conjuntivo dañado. 

3.  Junto a estas medidas, la medicina osteopática incide en la normalización de la estática y mecánica del pubis, columna dorsolumbar- lumbosacra, articulaciones sacroilíaca  y miembros inferiores.

4.  La fisioterapia manual o mediante electroterapia (microondas, onda corta, ultrasonido, laser, magnetoterapia, electro estimulación) ayudará a superar la fase inflamatoria, de dolor y contractura, pero su capacidad para conseguir una reparación del periostio de la sínfisis púbica o de las entesis es limitada.

5.  Para obtener esta regeneración, tendremos a nuestra disposición técnicas como la Electrolisis percutánea intratisular (EPI) y el plasma rico en factores de crecimiento (PRFC). Estas técnicas se aplicaran bajo control ecográfico, tanto en las uniones miotendinosas como en anillo fibroso del pubis.

6.  Las infiltraciones con corticoides, en los puntos dolorosos, han de limitarse.

7.  La crioterapia y la medicación analgésica oral ha de usarse de forma complementaria al tratamiento de fondo.  

Si no obtenemos respuesta en tres meses de tratamiento podríamos plantearnos el tratamiento quirúrgico que suele consistir en la desinserción parcial del tendón adductor o el refuerzo de la pared abdominal con mallas o mediante una técnica similar a una reparación de una hernia (herniorrafia). 

 Lesiones de Cadera y Pelvis. Osteopatía del pubis, pulbalgiaXabi Alonso ha arrastrado una molesta pubalgia en la temporada 2012-2013