LA LESIÓN DE RODILLA DE INIESTA Y EL PRECEDENTE DE RAÚL

MANUEL VILLANUEVA – Diario El Mundo
Nadie puede hacer aseveraciones de la lesión de un deportista sin haberle explorado clínicamente y saber los resultados de las pruebas de imagen como la Resonancia Magnética Nuclear (RMN). Pero si se trata de una lesión parcial del ligamento lateral la externo la experiencia nos dice que podría curarse sola. No obstante, la parte externa de la rodilla es compleja. Cualquier problema en esa zona puede llevar asociado daños en la cápsula posteroexterna, el tendón del poplíteo o el ligamento cruzado posterior. El que existan o no lesiones asociadas y el que la lesión de estas estructuras sea completa o parcial son los factores que determinarán el pronóstico y el tratamiento: conservador o quirúrgico.

Un ejemplo en el límite fue Raúl González, que sufrió una lesión de rodilla muy parecida a una edad algo más joven. Los médicos tuvieron dudas y él, con fuerza de voluntad y un trabajo de hierro, salió adelante sin entrar en el quirófano. Y eso que la configuración de las rodillas de Raúl, en varo o arco, representaba una incertidumbre mayor, pues suponen un mayor estrés o tensión de la zona externa de la articulación. En el caso del futbolista de Fuentealbilla, al menos, no tiene esta forma de rodillas en varo.

Suscríbase a la Newsletter

Compartir en tus Redes:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!